Demócratas se acerca a Unidad Nacional y prepara el ruedo para las primarias

A pocas horas del cierre de la inscripción de alianzas entre partidos políticos ante el Tribunal Supremo Electoral, este 13 de noviembre, con mira a las inéditas elecciones primarias del 27 de enero de 2019, el Movimiento Demócrata Social (Demócratas), liderado por Rubén Costas, empezó a mover el tablero con una jugada aprobada por unanimidad por sus bases y que da carta blanca para conformar un posible pacto con el Frente de Unidad Nacional (UN), de Samuel Doria Medina.

A esta movida se estarían sumando también otras agrupaciones regionales de Potosí, Tarija y La Paz, entre ellas el Movimiento de Organización Popular (MOP) y Venceremos. Óscar Ortiz, uno de los líderes de Demócratas, señaló durante el III Congreso Nacional del partido que en la previa al cierre de inscripciones se buscará que se sumen otras organizaciones, ya que los canales se mantienen abiertos.

Esta idea fue reforzada por el vicepresidente de este partido y exgobernador de Beni Ernesto Suárez, quien puntualizó que se sigue conversando con todas las fuerzas políticas de la oposición y que esperan concertar la mayor cantidad de proyectos que favorezcan al país. “No descartamos la posibilidad de acercarnos a Carlos Mesa, Tuto Quiroga o Jaime Paz. No se descarta nada de momento. Lo único seguro es que vamos a ir a las primarias”, sostuvo el ejecutivo.

Además, Suárez aseguró que no se ha definido una candidatura, ya que se tiene que trabajar responsablemente en busca de una unidad que pueda hacer frente a lo que plantea el Movimiento Al Socialismo (MAS).

En el acto, que se desarrolló ayer en el poligimnasio Santa Rosita de la capital cruceña, estuvieron presentes otros líderes de la oposición. Uno de los asistentes fue el diputado opositor Miguel Ángel Feeney, que sigue la línea de UN, quien resaltó que queda abierta la posibilidad de que Víctor Hugo Cárdenas también pueda sumarse a este posible bloque opositor.

No obstante, el máximo líder de Unidad Cívica Solidaridad, Johnny Fernández, no ve con los mismos ojos este acercamiento entre UN y Demócratas.

Según la lectura del líder ucesista, que también respalda a Cárdenas, lo que pretende Demócratas es un pacto anunciado para llevar a Samuel Doria Medina como candidato a las elecciones presidenciales de 2019.

“Yo veo que se está rompiendo el esquema de una posible unidad. Somos políticos y nos damos cuenta de lo que pasa. De momento, seguimos aglutinando sectores y con UCS vamos a estar en carrera con alianzas o sin alianzas. El lunes por la noche (hoy) vamos a definir nuestra postura”, manifestó Fernández.

Entretanto, en el ampliado nacional del Movimiento Tercer Sistema (MTS), del gobernador paceño Félix Patzi, se determinó no hacer alianzas y que su acompañante a la Presidencia será una mujer, preferentemente del oriente de Bolivia, según el reporte de ANF.

Plan de Gobierno

El presidente de Demócratas, Rubén Costas, también tomó la palabra durante el congreso de su partido y ratificó que se unirán esfuerzos para alcanzar una concertación con toda la oposición, pero rescatando y preservando los postulados del partido y su base ideológica, que propone una federalización de las autonomías y la defensa a ultranza de la democracia en el país y de los resultados del 21-F.

Los líderes del Partido Demócrata Cristiano (PDC), Luis Ayllón y Rolando Aróstegui, que perfilan a Paz Zamora como candidato en alianza con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria, estuvieron presentes en el acto de Demócratas y se limitaron a señalar que “lo ideal es la unidad y lo posible es la unidad”, además de sostener que el ciclo de Evo Morales debe concluir de manera justa.

Por su parte, Gustavo Pedraza, miembro del equipo de Carlos Mesa, observó que dentro de cada organización debe haber coincidencias para así conformar acuerdos a base de concordancias programáticas.

“Hemos estado dialogando con Demócratas y tenemos coincidencias, aunque no plenas, en todos los aspectos planteados, pero no hemos cerrado las puertas a ninguna organización. Los partidos todavía están intentando articularse y eso es bueno para la democracia”, expresó.

De acuerdo con la analista Susana Seleme, las horas previas al cierre de inscripciones serán decisivas para una oposición que se encuentra trabajando en sus alianzas, pero ve que debe ser una concertación de fuerzas democráticas sin caudillismos ni personalismos, sino abierta a lo que necesita Bolivia y que si los opositores están buscando una unidad auténtica, deben enfocarse en el cambio.

El Deber

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *