Jesuitas de Bolivia piden al gobierno nicaragüense el cese inmediato de la violencia

Foto: AP. No para la violencia en Nicaragua.

ANF

El secretario de la Compañía de Jesús en Bolivia, Ignacio Suñol Esquirol, envió una carta al embajador de Nicaragua en La Paz, Elías Chévez Obando, para que interceda ante su gobierno con el fin de que termine la violencia desatada en el país centroamericano.

“Pedimos de la manera más urgente y vehemente posible que por su medio como jefe de la misión diplomática de Nicaragua en Bolivia (…) se encuentre una solución pacífica, democrática y justa. Exhortamos a las autoridades nacionales de Nicaragua a que cesen de inmediato todos los mecanismos oficiales y paraoficiales de la represión a la población que manifiesta su inconformidad”, expresó Suñol Esquirol.

Según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), este país vive desde el 18 de abril una profunda crisis política y social, que dejó más de un centenar de muertos y un millar de heridos.

El Secretario de la Compañía pidió a las autoridades del gobierno de Daniel Ortega, así como a los grupos de oposición, mantener la mesa de diálogo para encontrar salidas negociadas y concertadas.

Además “exigimos una investigación cuidadosa y castigo justo para aquellos que han amenazado la vida del padre José Alberto Idiáquez, rector de la UCA, y del monseñor Silvio Báez, y responsabilizamos desde ya al Gobierno actual de Nicaragua por su integridad física y moral”, agregó.

Instó a toda la comunidad internacional a solidarizarse con el pueblo nicaragüense y buscar mecanismos que ayuden a superar políticamente “esta crisis que ha llegado a niveles escandalosos de violencia y muerte”.

Entre tanto, Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos también hicieron un llamado al “cese inmediato” de la violencia en Nicaragua.

Comparte este contenido:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*