Los chistes sexuales de Ana Frank descubiertos en dos páginas ocultas de su diario

BBC

Ana Frank era una adolescente normal y como tal también tenía curiosidad por el sexo.

Eso es lo que revelan dos nuevas páginas de su diario, cuyo contenido era desconocido hasta ahora.

Las páginas habían sido cubiertas con papel marrón, supuestamente para ocultar los atrevidos comentarios que contienen, y por eso eran desconocidas.

Pero gracias a nuevas técnicas de fotografía digital, los investigadores pudieron leerlas.

Esas páginas fueron escritas el 28 de septiembre de 1942, no mucho después de que Frank, de 13 años, y su familia se escondieran de los nazis en la parte trasera de una casa de Ámsterdam.

“Usaré esta página para escribir chistes ‘sucios'”, se lee en una página del diario con varias frases tachadas, en las que anotó cuatro bromas obscenas que conocía.

Agregó algunas líneas sobre educación sexual, imaginando que ella tendría que dar “una charla” a alguien más, y mencionó otras cuestiones como la prostitución.

Una sonrisa

“Ana Frank escribe sobre la sexualidad de una forma encantadora”, dijo Ronald Leopold, del museo de la Casa de Ana Frank en Ámsterdam. “Al igual que todas las adolescentes, tiene curiosidad sobre este tema”.

Esa sensación fue compartida por Frank van Vree, director del Instituto Niod, que ayudó a descifrar el contenido de las páginas.

“Cualquiera que lea los pasajes que acaban de ser descubiertos será incapaz de evitar una sonrisa”, dijo.

“Las bromas ‘sucias’ son clásicas entre los adolescentes. Dejan claro que Ana, con todos sus dones, era sobre todo una niña normal“.

Uno de esos chistes dice: “¿Sabes por qué hay chicas de las Fuerzas Armadas alemanas en Holanda? Para servir de colchón a los soldados”.

En otro se lee: “Un hombre tenía una esposa muy fea y él no quería tener relaciones con ella. Una noche llegó a casa y luego vio a su amigo en la cama con su esposa, y luego el hombre dijo: ‘¡A él le gusta y a mí me toca hacerlo!'”.

 

(Foto: Getty Images)

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *